Test vocacional para decidir qué carrera estudiar

Test vocacional para decidir qué carrera estudiar

Elegir una carrera no suele ser una decisión fácil. Para algunos, la idea de seguir un determinado camino es casi imprevisible, y el gran número de opciones puede hacer que una decisión pase de ser emocionante a ser abrumadora en cuestión de minutos.

Los test vocacionales prometen ayudar a quienes luchan por decidir que carrera seguir, pero ¿se puede confiar realmente en las respuestas que dan?

¿Qué es un test vocacional?

Los test vocacionales están diseñados para desarrollar o mejorar la comprensión de las habilidades, valores, intereses y motivaciones. Hacen preguntas para desafiar tu pensamiento y luego basan sus respuestas en ellas.

Existen diferentes test vocacionales que se enfocan de cosas diferentes. Algunos se centran en un solo factor, como los intereses o los valores del individuo, mientras que otros pueden tener en cuenta múltiples factores, como la personalidad, las habilidades, los intereses, los valores, las motivaciones y las preferencias personales.

Sin embargo, a pesar del gran número de tests disponibles, en última instancia será la información que aportemos la que determine la exactitud del resultado. La calidad de los datos determinará la calidad de los resultados. Las respuestas que demos en el test vocacional se utilizan para construir nuestro perfil e identificar grupos o características que nos puedan interesar especialmente, que luego se comparan y cotejan con los datos de las diferentes carreras.

¿Puede confiar en la ciencia que hay detrás de los test?

Es imprescindible elegir una prueba profesional que sea válida y fiable. Esto significa que el test está desarrollado, probado e investigado por psicólogos y desarrolladores de test vocacionales. La mayoría de los test utilizan un código creado por el psicólogo estadounidense Dr. John Holland para clasificar a las personas según sus intereses con el fin de asignarles la ocupación correcta.

Los posibles códigos son:

  • Realista
  • Investigador
  • Artística
  • Social
  • Empresario

Cada código está relacionado con un área genérica de trabajo y es tenido en cuenta a la hora de analizar las respuestas del test. Por lo general estos test vocacionales o de aptitud profesional sólo abarcan profesiones standard como las de abogado, profesor, médico o policía. No suelen abarcar todo el abanico de carreras disponible, ni ocupaciones más específicas o poco comunes. Esto no significa que los test sean poco precisos y debamos ignorarlos, deben ser tomados como un indicador, como una base que nos dice sobre que área podemos orientarnos.

Los resultados de estas pruebas rara vez revelan ideas inesperadas o nuevas. Lo más probable es que confirmen y aclaren lo que uno ya sabe de sí mismo. El conocimiento de uno mismo es la base para una toma de decisiones profesional eficaz. Por ello, los tests vocacionales pueden ser una herramienta útil para identificar tus habilidades, valores, intereses y motivación.

Lo aconsejable una vez hecho el test es investigar y conocer sobre las carreras, las industrias, los oficios y el mercado laboral antes de elegir una carrera. Los tests son una buena herramienta para facilitar o sugerir áreas u ocupaciones alternativas que pueden inspirar nuevas ideas, pero no deben limitarnos a la hora de tomar decisiones sobre nuestro futuro profesional.

¿Conviene hacer la prueba de aptitud profesional?

Teniendo en cuenta estos datos, puede que te sientas inclinado a pensar que hacer un test de carrera es una pérdida de tiempo.

Sin embargo, hacer el test muchas veces puede ser útil. Siempre que necesites un poco más de autoconciencia, o cuando estés atascado en tu decisión y necesites algunas ideas de posibles caminos a elegir. El proceso de responder a las preguntas es genial, te hace pensar y es un buen punto de partida cuando te sientes estancado.

A menudo nos dejamos llevar por nuestro entorno, la familia, los amigos, los profesores y nuestras propias experiencias vitales, lo que puede limitar la amplitud y profundidad de nuestra visión. Los tests vocacionales pueden sugerirte carreras de las que quizá nunca hayas oído hablar o que tú nunca hayas considerado. Van más allá de lo que ya has visto y pueden inspirarte a tomar un camino que ni siquiera sabías que existía.

Si todavía no te decides a hacer un test vocacional no te preocupes. Tómate tu tiempo, sé sincero contigo mismo y hazte preguntas como ¿Qué te gusta aprender? ¿Qué problemas quieres resolver? ¿Con qué tema nunca te aburres? Investiga con que carreras o profesiones se relacionan tus intereses. Y siempre ten presente que la carrera que la carrera que elijas ahora no tiene por qué ser para siempre.

Deja un comentario